¿Cómo hacer una revista digital a partir de un PDF?

¿Cómo hacer una revista digital a partir de un PDF?

Revista libre

Para conseguir el aspecto clásico de una revista, utilice el sangrado completo en su documento. El sangrado es el área de tu revista que se recortará antes de enviarla a tus lectores. Ajusta el sangrado a 0,125 o 0,25 pulgadas para que no haya un margen blanco alrededor de tus imágenes.Paso 3: Encuentra el mensaje y la tipografía adecuadosLa forma de escribir tus artículos de revista y de presentar visualmente tu texto dependerá de quién sea tu público. Cada tipo de letra tiene una connotación diferente y, en general, las tipografías con serifas son óptimas para su visualización en papel, mientras que las tipografías sin serifas están diseñadas para la web.

Creador de revistas en pdf

Las revistas digitales son cada vez más populares entre los editores y los lectores por varias razones. En primer lugar, los editores pueden ahorrar costes de impresión y envío publicando una revista digital en lugar de una revista impresa o simplemente sustituyendo parte de su tirada por la publicación digital. En segundo lugar, los editores pueden llegar a un público totalmente nuevo distribuyendo o poniendo a disposición del mundo online su revista digital. Por último, los editores pueden ganar más dinero vendiendo cosas como tiradas, anuncios, vídeos y encuestas en su revista digital. En resumen, la ventaja de las revistas es enorme para el editor.

Los usuarios reciben una experiencia totalmente nueva y única cada vez que abren una revista digital. En lugar de ver la apariencia plana y sin características de un archivo PDF, los usuarios pueden participar en una experiencia con una revista digital. Las páginas cobran vida al pasarlas, los enlaces agilizan la navegación y las búsquedas convierten la revista digital en una herramienta de investigación. Los usuarios pueden entrar y salir de las páginas web de los anunciantes, rellenar encuestas y ver vídeos, todo ello sin abandonar la revista digital.

De pdf a cuadernillo

Así que estás pensando en crear una revista digital. Probablemente tengas muchas preguntas sobre dónde empezar, qué software utilizar, cómo distribuirla y mucho más. Esta guía abordará todos esos puntos y destacará otros factores en los que quizá no hayas pensado. Después de leerla, estarás preparado para dar el siguiente paso para convertirte en editor digital.

En primer lugar, hay un montón de términos que circulan por ahí (revista digital, revista online, ezine, webzine, edición digital, publicación digital, aplicaciones para revistas, etc.). Al principio puede resultar complicado superar toda la jerga, así que vamos a empezar por aclararlo.

En pocas palabras, una revista digital tiene muchas de las mismas características que una revista impresa, pero utiliza la tecnología de publicación digital para que pueda ser consumida en un dispositivo electrónico como un ordenador, una tableta o un teléfono móvil.

El uso de una revista digital tiene muchas ventajas. Las más evidentes son el gran ahorro en costes de impresión y el respeto al medio ambiente. Dependiendo de la tecnología utilizada, las revistas digitales pueden tener también ventajas estéticas y funcionales. Por ejemplo, pueden contener animaciones, hipervínculos, vídeos y otros contenidos dinámicos.

Diseñe su propia revista

La buena noticia es que esto está cambiando. Los equipos de edición y marketing invierten cada vez más en contenidos de alta calidad, lo que ha contribuido a impulsar el resurgimiento de la publicación de revistas digitales.  Puede obtener más información sobre el auge de las plataformas de revistas digitales en nuestra guía.

Estos equipos se centran en crear experiencias de lectura inmersivas de forma nativa en la web. Están muy lejos de la sensación de “PDF web”, demasiado familiar, de muchas revistas digitales. Un buen ejemplo es el del Imperial College de Londres.

A diferencia de las revistas impresas, las digitales pueden incluir enlaces, más imágenes de alta resolución, vídeo, audio y animaciones web. También pueden beneficiarse de una distribución más barata y potencialmente más amplia que las revistas impresas.

Por desgracia, los PDF incrustados -y los archivos PDF en general- son una pésima experiencia para el usuario digital. Son especialmente malos en los dispositivos móviles. No ofrecen análisis fiables, no suelen ser accesibles, no son buenos para el SEO y, en general, no rinden tanto como las alternativas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad