Hace unos días tuvimos una anécdota de lo más gracioso. Un cliente nos llamó porqué cuando enviaba sus “hojas de Excel” a la gestora, esta le decía que no eran Excels, por lo que, el cliente ya no sabia que podía estar sucediendo, por supuesto, él podía ver sus archivos perfectamente en su ordenador.

Sorpresa para nosotros que cuando uno cree que ya lo ha visto todo, nos encontramos  con ¡¡un Pentium I y Windows 98!!

Resultó ser que las “hojas de Excel” no eran Excel sino que tenia el Quattro Pro, por este motivo la gestora no podía abrir los documentos…

Reliquias, Windows 98 y Quattro Pro

A estas alturas todavía quedan usuarios que se resisten al cambio y son fieles a sus programas de toda la vida. La solución fue sencilla, el cliente decidió cambiar de PC por otro más actualizado e instalar la versión office de LibreOffice.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies